jueves, 16 de mayo de 2013

AUTOMASAJE: UNA FORMA MARAVILLOSA Y SENCILLA DE CONSEGUIR UNAS PIERNAS SORPRENDENTES


Ten en cuenta que si bien las instrucciones que aquí ves están indicadas para un masaje anticelulitico, las mismas son válidas para el supuesto de que la misma no exista.

Tanto si padecemos la temida celulitis, como si no es así, este masaje (automasaje) puede hacer por nosotras más que muchos productos. Y sin querer desmerecer a estos para nada, es que estamos hablando de estimular los propio mecanismos de drenaje linfático que posee nuestro organismo y de esta manera eliminar impurezas.


  • Un masaje debe ser suave, no hay que golpear ni tratar con brusquedad la zona afectada. Una mala aplicación no solo no ayudará a reducir la ( en caso de padecerla) celulitis, sino que hasta pueden ser perjudicial.

Para comenzar, aplicaremos un  gel de automasaje (anticelutítico si  es preciso) con nuestras manos y no de manera abundante. Basta con que apliquemos una capa lo suficientemente lubricante para que el masaje sea efectivo.
  • Es por ello que comenzando por los tobillos y con nuestras manos, comenzaremos en sentido ascendente y con un movimiento de vaivén circular, que ascenderá por ambos lados del frontal de la pierna. 


 Y justo cuando llegamos aquí, a la rodilla, cambiamos nuestras manos por este sencillo artilugio. Un guante especialmente indicado para masajes circulares que favorecen enormemente la circulación. Existen diversas clases pero yo me decanto por este o similar.


  • Y ahora previa aplicación del producto aplicaremos giros en sentido horario desde inmediatamente después de la rodilla. 
  • Seguimos de rectos hasta el final de la pierna sin perder el sentido circular.
  • Bajamos sin dejar de masajear suavemente hasta el lateral justo antes de la rodilla y volvemos a subir con giros como los descritos.
  • Repetimos la aplicación en el otro lateral de la pierna.
  • Ahora vamos con la parte de atrás ¿complicado?. No; apoya tu pie en un taburete no muy bajo, de manera que tu pierna quede en un ángulo de 90º y aplica el masaje como ya hemos visto.
  • Y para finalizar, los glúteos. Siempre en sentido ascendente con algo más de presión.
Si la piel se enrojece es un síntoma excelente. Ese color rojo es síntoma de que el calor generado nos va a ayudar a eliminar activando los mecanismos necesarios.

Translate

Entradas populares

Archivo del blog